Si se moja el móvil, NO LO ENCIENDAS!

Recientemente nos hemos encontrado con varios clientes a los que se les ha caído el móvil o la tablet al agua (incluso algún cliente se ha bañado con él :)) y después de algunos días funcionando empieza a fallar y finalmente deja de funcionar. ¿Por qué pasa esto? Es sencillo… el agua se va filtrando por el terminal y puede provocar cortocircuitos en la placa. Lo malo de los imprevistos es que ocurren. Se te cae el móvil a la piscina, se cae una copa sobre tu teléfono, el diluvio universal lo moja… entonces cunde el pánico. No hace falta hacerle la maniobra de heimlich, pero estos 5 trucos que le ayudarán a sobrevivir.

Entonces… ¿qué hay que hacer? Nuestra recomendación es que lo traigas lo antes posible a EleTec, después de seguir los pasos 1, 2 y 3, pues nosotros lo desmontaremos y secaremos todas las partes interiores, pero si prefieres  Te proponemos unos sencillos pasos que hay que seguir.

Nota Importante: Si has ido a la playa y te has bañado con tu móvil, o bien se ha derramado alguna bebida azucarada, lo primero que tienes que hacer (lo más rápidamente posible) es limpiarlo con agua destilada, para quitarle la sal o el azúcar. Es importante hacerlo para que no queden restos corrosivos.

Paso 1: ¡Sácalo del agua lo más rápidamente que puedas! Es lógico e importante que nuestro dispositivo esté el menor tiempo posible en contacto con el agua, sobretodo si está encendido, APÁGALO para minimizar el daño.

Paso 2:  Quita la batería, las tarjeta SIM y la tarjeta de memoria (microSD) para comenzar a quitarle el agua y evitar un corto circuito. Agítalo levemente para que escurra . Ya sabemos que existen teléfonos a los que no les puedes quitar la batería fácilmente (iPhone, algunos modelos de Sony) así que solo trata de quitar los restos de agua que puedas y tráelo a EleTec.

Paso 3: Seca el móvil al igual que la batería y las tarjetas un paño seco preferentemente de algodón (evita el papel y toallas porque suelen soltar pelusa que terminarían obstruyendo muchas partes con algo de liquido y será peor). No utilices secador de aire, pues podría empujar el agua hacia zonas que aún tal vez ni se han mojado, además el excesivo calor podría estropear los circuitos.

Paso 4: Una vez terminado los pasos anteriores y medianamente libre de liquido, mete tu móvil dentro de una frasco o bolsa con arroz cerca a un lugar cálido y seco como una ventana expuesta al sol o cerca a la calefacción. Verás que el arroz si sirve, éste absorberá la humedad (es una recomendación de Nokia).

Paso 5: Ten paciencia y déjalo aproximadamente 24  horas.  Ya lo puedes encender! Te deseamos suerte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.